Nuestra Experiencia en Jamón

Sous-titre
La tradición de la salazón
Introduction
Dado que un buen jamón requiere mucho trabajo, paciencia y pasión, Sarrade hace todo lo posible para que sus jamones de Bayona, de los Pirineos y de Cerdo Negro de los Pirineos estén a la altura de su reputación.
Paragraphes
Texte

Secretos de fabricación de nuestros jamones

Este conocimiento práctico heredado de nuestros saladores se sigue perpetuando hoy en día. Valoramos la realización manual de las etapas clave de la fabricación de nuestros jamones.

La salazón

Nuestros jamones se frotan a mano con sal seca de las salinas de Salies-de-Béarn, cuya cantidad se dosifica con precisión para cada pieza de jamón, con el fin de obtener un equilibrio adecuado de sabores.

Utilizada desde hace siglos en el sudoeste de Francia, esta sal excepcional, rica en oligoelementos y 100 % natural, es uno de los pilares de la fabricación de Jamón de Bayona. La sal de Salies de Béarn goza, con razón, de una Indicación Geográfica Protegida desde el verano de 2016. 

El secado

Después de un período de reposo de varios meses a temperaturas frescas, disponemos los jamones en el secadero a temperatura ambiente. Aquí es donde poco a poco comienza a madurar y desarrolla su color, sabor y suavidad.

La maduración

La maduración es la piedra angular de la fabricación, ya que es esta etapa la que permite que cada jamón revele su tipicidad. Durante esta larga y lenta maduración, ampliada por el clima excepcional de la cuenca del Adour, los jamones fijan sus calidades organolépticas, su sabor y su fusión, para un resultado único en la boca.  

A lo largo del año, nuestros saladores ponen su conocimiento técnico y su pasión a su servicio para ofrecerle la autenticidad de las perlas de la gastronomía del suroeste.